El beso de la abuela

octubre 8, 2012

 

Foto: http://www.blogsperu.com

Tal vez nunca los noviazgos lo habían llevado a encariñarse por completo con las familias de sus parejas, es por eso que esa tarde cuando ella lo invitó a almorzar donde su abuela, no hizo su mejor cara. Pero allí estaba.

Pollo agridulce con papas, arroz, crema de ahuyama y coca cola, le dieron donde era, tal vez inconscientemente, pero con eso, siempre había bromeado que lo enamoraban.

La sonrisa sincera, los ojos tras los lentes siempre brillantes, la voz carrasposa, le quedaron marcados, primero en la mente, luego en el corazón.

Esa fue la primera de tantas visitas que empezó a tener casi todos los domingos a almorzar en esa casa tan ajena, pero tan suya. Sus abuelos habían muerto hacía mucho rato y tal vez le hacía falta esa visión de alguien con más edad,  que fuera capaz de ver las cosas con tal magnitud y alcahuetería que lo invitarían a no desistir nunca.

Pero centrémonos en un evento, tal vez el del título del cuento.

Era una tarde de domingo, ella le dijo que compraran unas frutas, que dieran un viaje largo hasta la casa de la abuela y esa tarde, en vez de que la vieja los atendiera, fueran ellos los encargados de tratarla como una reina.

Cuando llegaron, la abuela, al verlos cruzar la puerta, sonrió. Ellos entraron directamente a la cocina, sacaron las frutas, luego ella fue y le dio un beso en la mejilla a la madre de su padre, a la sonrisa sincera que siempre la cobijó, la crió.

Una a una picaron las frutas, luego las bañaron en una salsa que la familia de él siempre llevaba en profundo secreto, pero que servía para llenar de sabor todos los cocteles. Las sirvieron, la abuela sonrió, la nieta sonrió, él se sintió feliz, verla sonreír lo llenaba por completo.

Cuando terminaron de comerse el pequeño coctel de frutas, los platos se aglomeraron en la poceta, las manos de él los lavaron, mientras su novia reía descansada en las piernas de su abuela.

La noche fue cayendo, los ojos de la abuela también, estaba cansada. La pareja de jóvenes novios se despidió, la abuela, antes de despedirse de su nieta, fue donde él, le besó la mejilla, le dio un abrazo profundo y le pidió que por favor no dejara a su muchacha, que la cuidara hasta el fin de los días, que nunca la había visto tan feliz y si él la podía hacer feliz, ella tranquila se podía morir.

Él, que siempre era tan sentimental, agachó la cabeza, no supo qué más decir, se llevó ese recuerdo en su memoria, ese beso fue el primero que un familiar de una de sus novias le daba, pero tal vez el más sincero, el más perfecto, el imborrable.

 


Colombia, El País Sin Memoria

febrero 26, 2010

Mis veinte años, dicen que soy muy joven para relatar algunas cosas, varias personas que tienen más edad y en la escena más tiempo podrían decir que no tengo derecho ni autoridad para hablar al respecto, pero el conocer como se mueve esta ciudad en el ámbito de eventos dedicados al rock desde que tenía ocho años, creo que podría dejar a muchos boquiabiertos.

Con sueños somos comprados, la ciudad, el país, todos somos comprados con eso, ¿quien no se sueña con ver a una de sus bandas favoritas tocando en un bar de su ciudad? Yo, por ejemplo, tengo el sueño de ver a Green Day, pero a veces asiento los pies en la tierra y me digo que sería imposible. Como los sueños de la gente son cosas que se pueden manejar fácilmente, hay personas, inescrupulosas por lo que ya conocemos, que se juegan con estos.

Es el caso de una empresa nacional promotora de conciertos, o bueno, un hombre que se dice a si mismo, promotor de concierto, quien hoy luego de haber reaparecido en la escena con tres buenos golpes como fue Less Than Jake, The Ataris y The Casualties, volvió a sus andanzas y como decimos vulgarmente, la Cagó.

En el 2002, cuando yo apenas tenía trece años, quiso traer a una banda para mí muy representativa, como H2O, todo estaba predispuesto, todo regado, cuando llegué al sitio, el día del concierto, la banda no estaba, ni siquiera sabían que venían a Colombia. Fue un error de organización, pero nadie dijo nada. Al año siguiente, H2O, vino a Medellín, traídos por otro promotor, el concierto, fue un éxito.

En el 2004, mi mejor amigo me llamó a la casa, a decirme que podíamos conocer a Cadena Perpetua, que era la banda que más escuchabamos por esa época, que teníamos una fiesta privada con ellos, para hablar, firmar autografos y tomarnos unas fotos, todo organizado por éste promotor. Era un viernes, yo le había dicho a mi madre que dormiría en casa de mi mejor amigo, fue de noche, prepararon todo en un bar, llegamos ansiosos, eramos unos niños aún, llegó la banda, pero no era la banda, solo vinieron dos integrantes, con la excusa de que al vocalista no lo dejaron entrar por la visa, versión que se tergiversaba si hablabas con el baterista o con el bajista de la banda, el concierto se hizo, Cadena Perpetua, tocó dos canciones, con dos guitarristas y vocalistas de la ciudad. La decepción para mi, como joven, fue total.

Se vino lo peor, en el 2006 llegó a mi, por cuenta de otro de mis mejores amigos, la venida de Strung Out, una banda representativa en el Hardcore Punk y que quien fuera a ese concierto tendría el veinte por ciento de descuento en el concierto de NOFX, quien tocaría al mes siguiente, la preventa fue un éxito, casi todas las boletas vendidas, yo, seguro de que el concierto se hacía, decidí con mi amigo, comprar la boleta un día antes, cuando llegamos a la tienda para hacer la diligencia, nos informaron que hacía unas horas les decían que el concierto se había cancelado, no se si a los que habían comprado las boletas en preventa les devolvieron el dinero, pero yo por ejemplo no caí y no volví a caer. El concierto de NOFX, tampoco se hizo porque pese a que ya se habían prensado las boletas, Fat Mike, pidió en un comunicado, prácticamente que asesinaran a ese tipo, por ser un farsante.

El hombre desapareció de la escena y el año pasado reapareció, con algunos inconvenientes logró cumplir con traer a las bandas, pero varias personas que conozco, se quedaron con ganas de verlos y con la boleta en las manos, porque el día del evento, cambiaban el sitio donde se presentaban y solo se enteraban cuando llegaban al mismo, mi pensamiento fue que no llegarían lejos.

Hoy 25 de febrero, levanto mi voz y protesto, ayer muchas personas, cientos, diría yo, fueron aferradas al sueño de por fin ver a NOFX en vivo, compraron las boletas en Preventa, muchos amigos míos pagaron un tiquete a Bogotá, llegaron al sitio y se encontraron con que el concierto no se realizaba, que se aplazaba para dentro de un mes, 27 de marzo, pero ¿Cuántos chicos que fueron ayer, tienen con qué volver en marzo?, ¿a cuantos les van a devolver el dinero si ya no quieren ir?, mejor aún, en la página de la empresa que vende las boletas, aparece que el concierto se realizará el 9 de marzo, ¿Será cierto?, ¿Cuántos hoy le creen?, me parece que éste tipo de eventos no se pueden hacer otra vez, que éste tipo de estafadores deberían perder toda credibilidad, pero no se por qué, bandas como Nueve Once, Mojiganga, entre otras, aun le siguen creyendo a éste personaje, cuando él mismo, les ha robado varios millones de pesos.

Por favor Rockeros, si realmente somos tan “inteligentes” (porque muchos se llenan la boca diciendo que son más inteligentes que la sociedad) y nos quejamos de que los colombianos le creemos el mismo cuento a los mismos, por qué aún seguimos cayendo en las palabras y falsas esperanzas que éste personaje nos genera al jugar como lo dije arriba con nuestros sueños.

Los invito a todos a que se quiten la venda de los ojos y no crean en lo que se oculta bajo la estampa de Mutante Records, Two Many Records, Viuda Negra o como se hizo llamar ahora, Xkulls, porque ya sabemos que todos son el mismo personaje con distintos nombres, y si ya lo hizo una vez, lo seguirá haciendo, pues a costas de muchos de los que le han creído,  el hombrecito se ha costeado viajes a Miami y ha conseguido unos cuantos millones.