Todo lo del pobre es robado


 

Con la frase que titulo, describiría mi mamá lo que en estos momentos puede estar ocurriendo conmigo y que pienso con todo el corazón y hasta la rabia que me puede generar.

Les cuento.

A principios de noviembre a mi cuenta en Twitter me llegó una invitación de la nada, junto a www.elgrifo.co para participar en un concurso de cuento de una página que yo digo que es mexicana y que titula www.cuatez.com. Me dicen que sería bueno que participara, que lo tuviera en cuenta y que mirara las bases del concurso en su página.

Así lo hice, entré esa misma noche, vi que el tema era “Historias tristes para un diciembre” y como es algo que me gusta, por mi pensamiento sobre dicho mes, decidí participar, aun tenía tiempo, pues las propuestas se podían enviar hasta el 20 de noviembre.

Durante un par de semanas, como es vicio mío, escribí en mi cabeza, estructuré ideas y solo hasta el 18 de noviembre escribí lo que titulé “traído del niño dios”. Fueron un par de horas dándole los últimos toques y creando mi cuenta para poder publicar en la página de los Cuatez.

Allá llegué, siendo de los últimos en publicar, además de eso tocaba esperar a que un administrador me aceptara la publicación, pues la página es un foro y ese tópico como que dependía de él, como si en un concurso abierto,  se reservaran el derecho de admisión, o en este caso, de publicación.

Publiqué a eso de las doce de la noche del 19 de noviembre y solo hasta las seis de la tarde del mismo día, aceptaron mi cuento en su página. Además de eso al lado derecho me encuentro que hay cuentos con más de 150 visitas y sin importar nada, dije que tenía posibilidades. Igual, el premio no era monetario, era solo dar a conocer mi cuento en la página principal de ellos, cosa que podría servir para que otros vieran ese “arte” que muchos dicen que hago.

Al lado derecho de la página donde publiqué, hay una manera de mostrar  mi cuento en facebook para que mis amigos en dicha red social entren a votar por mi y así generar de cierta manera, tráfico para la página.

Yo no lo hice de esa manera, sino que recurrí a publicarlo en mi muro como ya es costumbre con cada cuento que escribo en mi blog.

Les aclaro a los señores de Cuatez.com que sí, soy bloguero, hace más de dos años me dedico a escribir cuentos semanales en mi espacio personal.

De igual manera también lo publiqué en mi Twitter, para que la gente viera el trabajo que hice, pues habían varios de esos “seguidores” pendientes de mi participación en el concurso que yo dije que era en México y que a muchos llenó de alegría, ver el reconocimiento que estaba logrando.

 

Yo pensaba que por cada clic que le daban a mi cuento para leerlo, podían votar por mí, por eso le decía a mis amigos de facebook que entraran a la página, pues pese a que no escribo para ganar concursos, sino porque me gusta, vi que en la página, que yo digo es mexicana, podía lograr un reconocimiento para mí en algo internacional y dejar el nombre de mi tierrita en alto y sobre todo, éstos dos años de lucha por dar a conocer mi trabajo.

Eso fue el domingo 21 de noviembre, cuando llegué de presentar las pruebas de estado para la educación superior (ECAES) y volví a decir en mi facebook que entraran al link donde está alojado mi cuento (http://cuatez.com/forum/historias-tristes-para-un-diciembre/traido-del-nino-dios) y le comenté a mis amigos que entraran para que votaran (aun seguía convencido de que con cada clic votaban por mi). Pero resulta que esa prueba había sido muy temprano y yo había trabajado hasta entrada la madrugada y no había dormido casi, así que me fui a dormir.

Dormí un par de horas, cuando desperté volví a entrar a mi cuenta de facebook y encontré que mi novia, había puesto un comentario con un link donde si se votaba, y obviamente había que registrarse. Sino no podría realizarse el voto.

Además de eso, ella había regado el link por su cuenta en twitter  @daniiog, y yo le di retweet. Inmediatamente vi eso, también entré a la página para ver las votaciones como estaban y le di en ver resultados.

La sorpresa fue grande, tenía cerca de doscientos cuarenta votos, que subieron en unas tres horas, ¿cómo? No se. La sorpresa fue mía y también de mi novia, quien aún no creía lo que estaba pasando, porque igual no se podía votar dos veces y había que registrarse. Porque si no, no podías votar.

Dejamos todo tranquilo y nos vimos “La jaula de las locas” mientras nos reíamos y pasábamos a ver el partido del Atlético Nacional.

Cuando volvimos a encender el computador, encontramos en la página de Cuatez.com donde decía un chico:

Venancio Saucedo: Desgraciadamente nos hemos visto en la necesidad de bloquear usuarios que hemos detectado que han votado en más de una ocasión, así mismo, eliminamos del concurso historias que tenían una sobrevotación. Evítenos tener que bloquearlos y eliminar sus historias. Sólo puedes votar una vez y escoger tres historias como favoritas.

Inmediatamente después de leerlo intenté entrar a mi cuenta en la página y vi que no me reconocía mi contraseña, además, había desaparecido de la votación, junto con la chica que estaba justo detrás de mi.

Si, es raro que tuviera 250 votos, pero si les digo que en mi cuenta personal en Facebook cuento con 1200 amigos (www.facebook.com/juansems) , que además en twitter tengo 415 followers (www.twitter.com/juansems) y que en facebook también tengo un grupo con 749 personas inscritas (http://www.facebook.com/group.php?gid=152558435426) y contando con los seguidores en twitter de mi novia que suman 227 (www.twitter.com/daniiog) creo que es posible que esa cifra se haya logrado, porque hay gente que quería que yo dejara mi trabajo en alto.

Esto lo escribo es porque estoy inconforme, y más que inconforme, me duele que me traten de ladrón, porque hacer fraude es robar y hasta el momento todo lo que he logrado, me lo he ganado con mucho trabajo por darme a conocer y no robando. Además porque mi cuento no fue borrado de la base de datos, donde según ellos hice fraude, pero donde realmente ni siquiera pude votar por mi mismo. Todo porque según ellos, les pareció rara la cantidad de votos, pero si tengo tanta gente en mis redes, creo que fue posible lograrlo.

 

 

Una respuesta a Todo lo del pobre es robado

  1. Laurita!!! dice:

    Que rabia Juanse!!!…😦
    Definitivamente hay que tener mucha desconfianza con ciertas páginas web.

    ¡¡¡Abrazos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: