A primera vista


Foto:  http://comoustedescomprenderan.blogspot.com/

Entró al Bar Roco, donde acostumbraba tomarse una cerveza antes de ir a su casa. Sus ojos azul cielo eran tan profundos como las borracheras que al barman le había tocado presenciar en los tres años que llevaba trabajando en el sitio.

-Laura, ¿Cómo estás?- le preguntó, la conocía desde hace mucho tiempo.
-Muy bien Mati, con mucho cansancio y ganas de tomarme el mundo entero en una botella.

Se sentó, miró el cielo que adornaba el techo del bar y luego hizo un recorrido de trescientos sesenta grados alrededor para ver quienes la acompañaban.

Al otro lado, en la esquina contraria a donde ella se encontraba, divisó un par de ojos azules, límpidos, acompañados de una cara tranquila, un poco ruda, pero que le inspiraba mucha seguridad, él, un joven alto, tal vez un par de años mayor que ella, con su cabello rubio, su piel rosada, le guiñó el ojo y ella sintió ese aire de coquetería.

Con un guiño Laura le devolvió los honores y sonrió, él también sonreía. Por la curiosidad ella siguió mirándolo, pese a que esta vez ese sentido que se le activa cuando la miran, no le dijo que él estaba pendiente de sus movimientos, ella sabía que le había interesado y que con ese guiño había captado su atención.

Volvió a mirarlo fijamente, lo vio sonreír, era muy bello, quiso conocerlo, pero no; es más, decidió no preguntarle a Matías, el barman, sobre la procedencia de aquel chico, porque si para ella era extraño, porque nunca, en los tres años que llevaba visitando el bar todos los días, excepto domingos, lo había visto, para el chico que la atendía, tambien lo sería.

Laura pidió otra cerveza y sentía como el calor del alcohol en su sangre le iba quitando la timidez que cargaba siempre, cada que volteaba a mirar a ése chico que estaba al otro lado del bar, lo veía sonreírle, ella le sonreía y le hacía caras, a las que él no respondía, esquivamente o tal vez, porque quería disimular la atracción que le generaba ella.

En un momento, cuando volteó, Laura no lo encontró, vio que él se paraba de su sitio y daba unos pasos, con la misma sonrisa y con mucha torpeza, llevándose todo por delante. Las cervezas ya habían hecho de las suyas, el chico le gustaba y lo único que faltaba era acercarse y decirle lo atractivo que le parecía. Iba rumbo al baño, pero cada vez era más torpe su caminar, se chocaba con todos los que estaban departiendo en las mesas y se ganó varios insultos de los demás usuarios del bar.

Pensó tanto, cuán borracho podía estar, que quiso ir a ayudarlo.

El llevaba su camino tranquilo, un poco borracho y su torpeza hizo reir a muchos en el bar, cuando sintió como un pie se cruzaba ante el suyo y con los pocos reflejos que tenía, quiso sostenerse, pero el licor, le hizo irse al suelo. Laura apareció en su ayuda, lo miró a los ojos.

-¿Estás bien? ¿No te pasó nada?- le preguntó

-No, tranquila, estoy bien. Muchas gracias.

-Mucho gusto, Laura- le dijo haciéndole caso a las cervezas y a la atracción que sentía por él.

-El gusto es mío, mi nombre es Juan- respondió él, cortésmente.

-Mira, es que no pude dejar de mirarte desde que te encontré al otro lado del bar y pues, noté que todo es retribuido porque me mirabas y me sonreías. Entonces decidí acercarme, para conocerte mejor.

-Pues te agradezco todo lo que dices y muy bueno que quieras conocerme, pero creo que no soy al que mirabas al otro lado de Bar.

-¿Cómo no? Si te vi pararte y te seguí.

-Dime cómo eres- le dijo él.

-¿Cómo que cómo soy?

-Si, dime como eres, porque soy ciego y dudo mucho que en mi vida haya visto a alguien que tal vez se parezca a ti y si te guiñé el ojo o te miré, o te sonreí, me halagas, pero no, no pude ser yo, porque simplemente no puedo ver.

Laura volvió a la barra decepcionada, tal vez triste y hasta se sintió victima de una broma, tomó su bolso, canceló la cuenta al Barman y salió del Bar. Juan, siguió su torpe camino al baño, mientras Matías iba a ayudarle, para evitar que se siguieran burlando de él.

2 respuestas a A primera vista

  1. vico dice:

    Excelente!!! y siempre tus desenlaces inesperados.
    Un abrazo.

  2. Laurita!!! dice:

    Jum… súper teso!!!
    Pero bueno… creo que una limitación fisica no significa limitar los sentimientos…😀

    Abrazos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: