Tranquilidad


Rompía las cartas con tal violencia y dedicación para que no fueran capaces de volverse a leer, escuchaba la música a todo volumen en su cabeza y maldecía sin parar. Las lágrimas habían mojado el suelo de su habitación tanto que el charco ya le llegaba a los tobillos, la tristeza era tal que no iba a perdonar nunca eso. Quería acabar con todo, ella, que tanto había entregado a ese amor y ahora veía como todo se le iba de las manos, veía como él partía de la mano de otra mujer, la que ella tanto odiaba, esa mujer a la cual siempre le dijo que no se acercara.

“Vos vas a terminar con esa vieja” siempre decía y ahora se lo decía para ella misma, “maldito seas tu y todo lo que te pase, sea bueno o sea malo, maldito sea, ojala nunca puedas volver a amar en tu vida, ya que estás echando a la basura algo que tanto te entregué, un amor que te otorgué sin ningún objeto” decía para ella misma. Las lágrimas empezaron a mojar sus sabanas, ella acostada en su cama sentía como caían, como caminaban por sus mejillas y al final tenían unos cuantos centímetros de caída libre, sin cuerda, directamente por ese precipicio de su mentón, hacia el colchón.

De repente se paró de su cama, empacó unas cuantas cosas en su bolso, buscó en la mesa de noche, cogió el celular y un par de cosas mas, salió de su casa, su bolso estaba a su lado como siempre, esperando que ella lo usara para algo. Entró en la urbanización de él, los porteros ya la conocían, la saludaron y ella ingresó fácilmente, sin siquiera llamar a anunciarla, subió hasta el apartamento de él. El 803 ese numero que recordaba con total desprecio y odio. La madre de él le abrió la puerta, ella en su mar de lágrimas entró hasta la habitación de él, lo encontró sentado al lado de esa mujer, sacó su revolver, hizo cuatro disparos, se escucharon unos gritos de la madre, ella entró a la cocina, abrió la nevera, tomó una bebida gaseosa y salió caminando tranquila por la puerta del edificio. 

5 respuestas a Tranquilidad

  1. Anonymous dice:

    Parce excelente, muy buena la histira pero muy tragica, que vieja mas mala… jajaja !!!XISCO…

  2. m3lissa dice:

    BRUTAL!!!!!me encanto ese final jajja….es…no se como explicarlo….la forma en q describis la llorada…la forma en q ella llega y puff los mata….brutal…excelente juanse…me gusto mucho…y la de “timidez” esa por ahora es mi preferida..segui asi juanse…sos muy teso….algun dia seras un gran escritor…algun dia..

  3. Anonymous dice:

    Esta Genial!!Muy buena idea hacer eso🙂

  4. rayuela dice:

    Ooooooohhhhh! Lo mató!Y se tomó una gasosa! Me gustó!Pero más me gustó el llanto, que forma charcos y acompaña en el camino…Un beso!

  5. Anonymous dice:

    Me gustó mucho “la caída libre” de las lágrimas, en realidad cada vez les quedaba menos espacio para correr tan lejos como el dolor de esa mujer lo sugería. Y el final un lado de mí dice que sí otro que no…dejémoslo así mas bien..jajajaIsabelc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: